Qué es el éxito?

success image
success

Hace 1 año atrás, compartí via Facebook la siguiente frase:

“Qué es el éxito? Es la posibilidad de irse a dormir con el alma en paz”. 

Creo que el autor es Paulo Coelho, pero no lo puedo confirmar.

Luego de pensarlo en el colectivo, puedo decir que estoy en desacuerdo con la frase. Pese a que la compartí, irónicamente no comparto el pensamiento. Veamos:

Es una linda frase? Sí

Es reconfortante? Sí, claro.

Pero no usaría la palabra ‘éxito’… Puedo decir ‘paz’, ‘felicidad personal’, pero no usaría la palabra ÉXITO para describir el irme a dormir en paz.

Esa frase nos hace conformarnos con poco.

Una cosa es ser una buena persona, un buen ciudadano, y otra muy diferente es ser exitoso.

Repito: El éxito no es algo que obtenés durmiendo bien a la noche. De hecho es más bien algo que se obtiene haciendo lo contrario: con trabajo duro (y porqué no? algo de suerte). Establecemos metas, y trabajamos duro hasta que las alcanzamos.

Si alcanzamos las metas, somos exitosos, sino, NO lo somos. Bastante simple y sencillo.

Les dejo un ejemplo:

En la última copa mundial de fútbol (Sudáfrica 2014), no hay duda de que hubo innumerables futbolistas exitosos, de todos los países del mundo.

Muchos de los futbolistas habrán dormido tranquilo, entrenando duro. En especial los finalistas, o los que alcanzaron los 4 primeros puestos, o los 8, bueno según corresponda, cada uno tiene su ‘éxito personal’.

Sin embargo el éxito, el más puro de los éxitos, y público, por cierto, fue exclusivamente para ESPAÑA, el actual campeón del mundo, al menos hasta dentro de unos días (*).

Por cierto, podemos hablar sobre “merecer” el éxito. No tengo duda de que tanto España como Holanda merecían el éxito, sin embargo las reglas dicen que solo uno puede ser el campeón. Esto significa que pese a que merecés ganar, lo que importa cuando hablamos de goles, es que los goles no se merecen, los goles se hacen.

En otras disciplinas, el éxito puede ser para más de una persona o un equipo. Mi consejo es: hacé lo mejor que puedas para merecer el éxito (sin importar si finalmente lo vas a alcanzar o no).

Nuevamente: no confundirse entre ser una buena persona, y ser una persona exitosa.

Una reflexión más y con esto finalizo: Importa también la meta que te fijás. Hay metas y metas. Podés ponerte una meta inalcanzable, y por eso ganar tranquilidad pese a no alcanzarla (y como es casi imposible, nunca la alcanzarás!). También podés poner una meta pobre, conseguirla, y esperar el reconocimiento público, lo cual me parece pésimo.

Si sos maratonista profesional, y te ponés como meta correr el colectivo y alcanzarlo, es una meta bastante pobre. No pretenderás esperar el reconocimiento público por eso, o sí? Pero si tenés serios problemas para hacer ejercicio, la misma meta (alcanzar el colectivo)… resulta un poco más interesante.

Lo ves? Misma meta, distinto contexto.

Eso es todo. Qué opinión te merece?

(*) Como nota de color, 4 años después del último mundial, o sea ahora, en Brasil 2014, España ha quedado fuera de la copa del mundo. O sea, a veces tenés éxito :) , a veces fracasás :(, y el mundo continúa. Deberías ver al fracaso es PARTE del camino al éxito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>