Sensibilidad selectiva del entorno

dartboard
dartboard
En palabras difíciles, se me ocurriría llamarlo: sensibilidad selectiva del entorno.
En palabras sencillas: saber a qué darle bola y a qué no.
Resulta algo común y esta cualidad la posee la gente que ALCANZA sus objetivos, ya sea gente no conocida por el mundo. Y va mas allá de enfocarse: estos ‘distintos’, lo que tienen en común entre sí, es que deciden muy inteligentemente a donde dirigir su atención.

Con lo cual esto tiene 2 patas. Lo que hacemos, y lo que dejamos de hacer.
Además de ocuparse con sus tareas efectivamente, al mismo tiempo ignoran con efectividad:
- distracciones
- detractores
Seth Godin, Jim Rohn, así como profesores anónimos que tuve la suerte de tener, se enfocan en los que prestan atención, en los que creen, en los que les importa.
Siempre habrá un grupo (reducido o no) de gente que está desenfocada, molesta, o no se encuentra en su lugar. El truco es no dedicar energía a esta gente, sino a aquellos que sí creen en tu idea y/o en vos.
Aclaración: también lamentablemente me crucé con profesores anónimos cuyas clases fueron un desastre, y la sensibilidad selectiva del entorno parecía que estaba 100% desactivada. Y uno se pregunta – por qué no la activás? La clase es un fracaso!!
Y que pasa si NADIE cree en vos? Mantener esta cualidad firme y activa durante circunstancias 100% adversas, no es solo dar un pasito más…Eso ya es un don!
No cualquiera es capaz de hacerlo, y tal vez ahí está otra de las claves del éxito.
Recuerdo un reportaje en simultáneo a Steve Jobs y a Bill Gates, en el que Jobs recalca que alcanzaron el éxito porque ellos están un poco locos. Por qué? Porque persisten, en situaciones en las que la gente común y sensata, simplemente ABANDONA.
Hay varios motivos para que nadie crea en vos:
1) Tu idea no es útil para nadie.
2) Tu idea es desprolija y/o no la comunicás correctamente
3) Tu idea es genial pero el mundo no está preparado para ella.
4) O tal vez varias de las opciones anteriores.
Y varios caminos que podés tomar. La decisión es tuya….
Si bien las opciones son varias…aunque se puede resumir en dos:
1) Abandonar
2) Insistir – volver a intentarlo. Intentando superarse y mejorar.
Qué decidís?
Mi blog aún carece de muchas visitas, por supuesto que puedo dejarlo en el olvido, pero como pueden apreciar, al seguir escribiendo, yo he elegido la segunda opción :).
Última aclaración: no es que la opción 1 merece aplausos y la 2da. abucheos. No siempre es es tan tétrico y grave abandonar. Pensalo, tal vez sea hora de encarar la siguiente idea. Después de todo, por qué encerrarse en la vida con una única idea, con un único proyecto?
Y como posiblemente sepas, el éxito puede llegar luego de varios fracasos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>